Skip to content

EL RICO INSENSATO

octubre 5, 2008

 

AMOR AL DINERO RAIZ DE TODA MALDA

AMOR AL DINERO RAIZ DE TODA MALDA

Lucas 12:13
Le dijo uno de la multitud: –Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.

Lucas 12:14
Y él le dijo: –Hombre, ¿quién me ha puesto como juez o repartidor sobre vosotros?

Lucas 12:15
Y les dijo:
–Mirad, guardaos de toda codicia, porque la vida de uno no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

Lucas 12:16
Entonces les refirió una parábola, diciendo: –Las tierras de un hombre rico habían producido mucho.

Lucas 12:17
Y él razonaba dentro de sí, diciendo: “¿Qué haré? Porque ya no tengo dónde juntar mis productos.”

Lucas 12:18
Entonces dijo: “¡Esto haré! Derribaré mis graneros y edificaré otros más grandes. Allí juntaré todo mi grano y mis bienes,

Lucas 12:19
y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años. Descansa, come, bebe, alégrate.”

Lucas 12:20
Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta noche vienen a pedir tu alma; y lo que has provisto, ¿para quién será?”

Lucas 12:21
Así es el que hace tesoro para sí y no es rico para con Dios.

La Biblia ensena que el deseo de las riquezas es idolatría y la idolatría es del diablo, muchas veces el que posee riquezas, adquiere muchas posesiones y a menudo esas cosas materiales esclavizan a la persona, y ya no gozan esas posesiones, sino que luchan para mantenerlas.

En los tiempos de Cristo, el ser rico indicaba un favor especial de Dios, y el ser pobre era señal de falta de fe o que existía pecado en esa persona los fariseos se burlaban de Jesús por su pobreza, y en estos días esa idea existe en la iglesia cristiana, pero Jesús enseño algo muy diferente.

Lucas 18:24
Jesús, al ver que se había entristecido mucho, dijo: –¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!

Lucas 18:25
Porque más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.

Las verdaderas riquezas del creyente son las bendiciones espirituales que provienen del Padre Celestial hacia sus hijos, por ejemplo la fe, es algo que Dios nos da, para creer que el nos provea de toda necesidad, que el no nos abandonara cuando mas lo necesitamos.

Como creyente si tenemos cosas materiales, nuestra actitud debe ser de no aferrarnos a ellas o sentirnos seguros, en cambio debemos administrar esas cosas como cosas de Dios.

Toda persona que sigue a Jesús y sus enseñanzas debe preguntarse a si mismo: soy una persona que anhelo riquezas?, que es avaricia, soy egoísta?, deseo mas riquezas y ser respetado entre los demás, muchas veces el prestigio y el poder son producidos por las riquezas.

Lucas 6:20
Y alzando él los ojos hacia sus discípulos, decía:
“Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.

Lucas 4:18
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos


 

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. febrero 16, 2010 1:41 am

    que me parese muy linda la historia y muy dibertida y a la ves aburrida

  2. CARLOS CORONIL permalink
    febrero 23, 2010 8:26 pm

    EXCELENTE APRENDIENDO A ILUMINAR MI CORAZON A CADA DIA MAS

  3. noviembre 3, 2010 10:11 pm

    bacana

  4. noviembre 22, 2010 8:58 pm

    quienes hemos sentido el gran amor de DIOS entendemos un poco mas estas parabolas hermanos en la fe busquen en ellas el alimento para su alma traten de llevarlas acabo y de compartirlas veran que se siente muy bien .para que esta tierra que todos comportimos sea cada dia un mundo mejor si se puede con la ayuda de nuestro señor.

  5. JUAN XIQUI C. permalink
    enero 25, 2012 8:38 pm

    QUIEN BUSCA A JESUS Y LO ENCUENTRA NOLE FALTARA NADA EN LA VIDA POR MUY DIFICIL QUE ESTA SE VEA

  6. Carlos Mendoza permalink
    marzo 20, 2012 5:30 pm

    Esto quiere decir que Dios nos provee de todo lo necesario y que sí se pueden tener cosas materiales, pero lo que no se puede hacer es aferrarse a ellos, ya que, al momento de aferrarse a las cosas materiales, se está dejando de lado al ser más importante Dios nuestro señor. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: