Skip to content

TIENES QUE NACER DE NUEVO

enero 17, 2008

Habia un fariseo llamado Nicodemo, que  era un hombre importante entre los Judios.  Este fue de noche a visitar a Jesús y le dijo:  Maestro, sabemos que Dios te ha enviado a enseñarnos, porque nadie podría hacer los milagros que tu haces, si Dios no estuviera con el.  Jesús le dijo:

Te aseguro que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios

Nicodemos le pregunto:  Y como puede uno nacer de nuevo cuando ya es viejo?  Acaso podrá entrar otra vez dentro del vientre de su madre, para volver a nacer?  Jesús le contesto:

Te aseguro que el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.  Lo que nace de padres humanos, es humano; lo que nace del Espíritu, es Espíritu.  No te extrañes de que te diga:  Todos tienen que nacer de nuevo.

La entrevista de nuestro señor con Nicodemo nos demuestra que el fue impactado por los milagros que Jesús había hecho, tal vez el estaba buscando un milagro de parte de Jesús, pero el señor fue al punto importante que es la salvación,  Jesucristo señalo la necesidad mas profunda de todos los hombres: un cambio completo radical, de toda la naturaleza.  No se puede poner al mismo nivel el nuevo nacimiento y el nacimiento físico, porque la relación de Dios con el creyente es un asunto del Espíritu y no de la naturaleza humana.  El Espíritu Santo es el que actúa en la persona para producir un cambio,  Jesús prometió enviar el Espíritu Santo al creyente, y este Espíritu Santo es el mismo que resucito a Jesucristo de entre los muertos.

Quieres nacer de nuevo?

Dos cosas importantes.  El arrepentimiento y la fe.

El arrepentimiento, es un dolor verdadero por el pecado, que sigue con un fuerte deseo por dejarlo, produce disgusto, quizá temor, te acusas a tu mismo y hay un dolor sincero por haber ofendido a Dios.  El pecador convencido de sus pecados se propone corregir su conducta y volverse a Dios; y el resultado es que produce frutos dignos de arrepentimiento.

La fe, significa creencia y confianza. La fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1  La única manera para agradar a Dios es por fe.  La fe cree en las realidades espirituales, lleva a la justicia, busca a Dios, cree en su bondad, confía en su palabra, obedece sus mandatos, vive conforme a sus promesas, anhela el hogar celestial, persevera en las pruebas, rechaza los placeres del pecado, soporta la persecución, hacen obras poderosas, sufre por Dios. Amen

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. ingrid77 permalink
    febrero 6, 2009 12:28 pm

    Amen!

  2. mayo 6, 2010 4:51 pm

    Amén!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: